Blogia
Poesía Almamental de Osorno®

Balada de la mano mojada

Balada de la mano mojada

Ha calado un sorbo de agua
entre los dedos de una
mano agrietada.

Se ha vuelto arroyuelo
la arrugada palma entre
cópulas de hidrógenos
y oxígeno.

En el bebedero del tacto
vivo sacia su sed el
latir que el corazón
extravió de tanto
jugar a la gallinita ciega.

Sí. Se caló un sorbo de agua
en la suculenta joroba que
la mano ostenta en su relieve,
y aquel acto tan simple
ha provocado que la piel
transplante sus escamas
a un pez minusválido.

Es el crepúsculo y ahora
se hidratan roces líquidos.

¡Se sincera el agua
con la sequía del palpar!


Autor: ©Gilberto Palacios.

Derechos Reservados de Autor bajo responsabilidad del mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres