Blogia
Poesía Almamental de Osorno®

Arte - Sano Osornino

El resplandor

El resplandor

no hay como mirar


ahora es el ayer
para la tarde
y si mi vista no se suspende
podría multiplicarme
pero qué complejos son los sueños
los más ojerosos
los que se ven ilusoriamente en el recuerdo


soñar no es un recuerdo
la mirada me va dando la pauta y la señal
así miro
acaso pensando
acercándome al plano
a la imagen
que debo atravesar
y viene a mí como un resplandor
con mágica savia
como si de repente mi mente va alimentando
mi estar aquí
en el ayer
hablando quizás
dejándome llevar por mi óptica
esta visión sin pasado
y con lenguaje.

 

©Mauricio Barrientos.

 

MAURICIO BARRIENTOS nació en Osorno, Chile, en 1960. Estudió Matemáticas y Física en la Universidad Austral de Chile, en Valdivia, entre los años 1978 y 1980 y, también, una Licenciatura en Matemáticas en la Universidad Católica de Valparaíso, desde 1981 a 1983. Ha publicado los siguientes libros de poesía: El Hombre Invertido (1985); A través del Reflejo (1992); El Amor a Olvidar (1998); Órbita (2000); Melancolía (2003) y Las Estrellas Fijan su Residencia en los Arroyos (2007). También ha ejercido la crónica, el ensayo y ha sido antologador. De esta importante faceta de su obra destacan los siguientes libros: Mandrágora (2000); Obras completas de Jorge Cáceres (2002); Alberto Rojas Jiménez viene volando (2004); La Realidad Deliberadamente (2005); Pedro Prado, Obra Poética (2006) y 6 Poetas Polacos Contemporáneos (2008). Ha recibido diversas becas y reconocimientos entre las que destacan: la Beca Fundación Pablo Neruda 1988; la Beca del FONDART, 1996; la Beca de Creación Literaria del Fondo del Libro de 1998; la Pasantía de Consejo del Libro de 2003; el Primer Premio de Poesía Municipal de Valdivia en 1989 y el Premio Municipal de Viña del Mar en 1991.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Exitoso ciclo de obras presentó la Compañía de Teatro Gen: I parte

Exitoso ciclo de obras presentó la Compañía de Teatro Gen: I parte

Durante la semana recién pasada se llevó a cabo por primera vez en Osorno un ciclo de obras teatrales netamente osorninas, todas puestas en escena por la Compañía de Teatro Gen dirigida por el actor osornino Aladín Catalán y semillero de grandes elencos locales.

Es así como en cinco días esta destacada compañía de teatro local presentó las funciones de La casa del jabonero (primera obra de corte melodramático nacido al interior de la Compañía), Érase una vedette, Las bataclanas, Domingo Siete y Amor Gitano.

Cada función se vio reflejada en la gran cantidad de espectadores quienes rieron de buena gana con el repertorio cómico y se emocionaron hasta las lágrimas con el debut de la citada obra dramática.

En conversación con El Vacanudo, Aladín Catalán se mostró sumamente gratificado con la concurrencia ya que “pudimos apreciar más que la cantidad del público la calidad de los espectadores quienes vivieron las obras con mucho respeto, con gran devoción escuchando y eso me deja muy feliz. Muy agradecido del municipio, de la empresa privada que me ha apoyado”.

25 AÑOS DE TRAYECTORIA

La Compañía de Teatro Gen lleva 25 años de trayectoria siempre a la cabeza de Aladín Catalán. En tan fecundo aniversario ha ido ganando paso a paso un gran prestigio a nivel local, regional e incluso internacional, constituyéndose en la compañía teatral más antigua de la región cuyo éxito se ha visto coronado más allá de las fronteras patrias en las diversas giras desarrolladas a distintas ciudades de Argentina. Para Aladín “este es un fruto de mucho trabajo, de mucho logro; no es cosa que nace de un día para otro”.

Respecto a la posibilidad de realizar un ciclo de distintas obras como el desarrollado recientemente, Catalán sostiene que “poder montar una obra distinta al otro día es un trabajo gigante, es diferente cuando montas varios días la misma obra. Acá no, son montajes totalmente distintos donde se ve la versatilidad del actor. Se ve el actor plástico, el actor que puede cambiar del llanto a la comedia y esa es la diferencia porque si quieres mantenerte en un buen nivel debes superarte cien por ciento”.

DEL LLANTO A LA COMEDIA

Como dijimos anteriormente este ciclo sirvió para que Gen presentara la primera función masiva de La casa del jabonero, drama que transcurre al interior de la cárcel. Según su creador “es un drama que se estrenó en la cárcel y posteriormente la trajimos al Municipal donde tuvo una gran recepción del público. Es un tipo que producto de los celos enfermizos se va a la cárcel, y para hacer ese papel tuve que ser engrillado, esposado y con el peto de imputado en la reja 3 de la cárcel de Osorno. La gran ventaja que tiene es que haces un trabajo más profesional porque te pones en la posición del personaje, o sea de un preso. El actor tiene que ser plástico porque si se encasilla en un sola cosa no funciona.”

Consultado sobre la excelente recepción hacia su obra dramática y evaluando la tradición del Festival de Teatro de Verano de omitir este estilo por ser menos popular, Aladín es enfático en señalar que “el ser humano al nacer llora, ya es un drama; cuando muere lo lloran, entonces en los festivales de teatro se traen comedias porque todo el mundo anda tenso, preocupado y lo rico es reír. Yo he escrito seis comedias y el primer drama y con cero soberbia tuvimos una gran aceptación con el drama, entonces considero que cuando vas a un festival sales del trabajo cansado, presionado y te vas a reír un rato con actores de calidad. Ahora, el drama también tiene una gran aceptación muy válida porque te hace pensar más”.

MENSAJE A LOS NUEVOS TALENTOS

Si algo caracteriza a este actor osornino de aspecto bonachón es su humildad a toda prueba y la ayuda desinteresada que tiene con sus compañeros de arte, es por eso que su mensaje para los actores y grupos de teatro emergentes es “primero que nada un saludo cariñoso para ellos. Sigan haciendo lo que están haciendo y no hagan teatro por hacer teatro, hagan teatro como arte. Levántense como actores y acuéstense como actores; aprendan, estudien, lean, lean mucho y cada día capacitense más para así entregarse al público”.

Con aquellas últimas palabras de Aladín Catalán finaliza la primera parte de este extenso recorrido por las tablas de la Compañía de Teatro Gen, no sin antes dejarlos invitados para que lean próximamente la nota dedicada a Mariana Cárcamo, actriz estelar de este connotado grupo teatral netamente osornino.

Fuente: El Vacanudo.

http://www.elvacanudo.cl/admin/render/noticia/15123

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres